Preparación, antes de la ruta

Preparación, antes de la ruta

Es difícil encontrar un lugar como Yeguada del Duque como hábitat de caballos. Sus cuadras están rodeadas de prados, viven en libertad, estirándose, galopando si lo desean, sin estrés, en grupos afines. Cuando llegan sus dueños son pocos los que necesitan cuerda. Aunque a su solicitud se los montará, o se los entrenará, si precisan doma o solo recordársela.

Según la estación del año, pernoctarán los caballos más o menos tiempo en su box, donde toman su pienso en las tardes y en las mañanas. Se alojan en boxes de 3,00 x 3,00 m, con camas de viruta limpia y abundante y bebederos automáticos.

Os esperamos

Piensos de calidad, en la cantidad que requiera cada caballo, además del pasto de los prados, y, si llegara a faltar en agosto, buena hierba abundante y fresca. Se desparasitan y vacunan según el calendario del veterinario y se hierran periódicamente los caballos cuidando de sus aplomos y sanidad de los cascos de la misma manera que se limpian y duchan.

Ah, también nos ocupamos algo de los dueños: mantenemos las monturas y equipos y, por supuesto, les proponemos rutas y paseos que aseguren el disfrute a caballo con jinetes divertidos.

Clases

Os esperamos

Nuestra propuesta es proporcionar instrucción ecuestre. Montar a caballo es una diversión, un deporte y un estilo. Y pensamos que hay que conjuntar las tres cosas. En todo caso no es un carrusel, los caballos son seres con pensamiento propio, con conducta independiente e instintos que deben conocerse y respetarse. Conocer el caballo es condición indispensable para llegar a ser un buen jinete.

Los caballos limpios gustan más a sus dueños

Los caballos limpios gustan más a sus dueños

Buscamos que los alumnos tengan el mismo nivel, que participen en clases reducidas y que no se aburran en rutinas y ejercicios incomprensibles. Sobre todo nos planteamos que lejos de ser un simple pasatiempo, preparemos jinetes diestros y amantes del caballo, del deporte y la naturaleza.ae

Tanto si se trata de alumnos adultos como niños, nuestro esfuerzo va dirigido a que consigan las suficientes destrezas para que monten con seguridad en el campo y hagan de la equitación una actividad apasionante y relajada.

Guardarnes

Guardarnes

Nos gusta saltar, sobre todo en el campo, como un hecho espontáneo en los caballos. Los buenos jinetes saben como aprovechar esta fascinante facultad de los caballos. Nuestra finca dispone de un conjunto de obstáculos naturales para los que quieran iniciarse.